“Mr. Robot” – review de la primera temporada

      Lo primero que pensé al leer el título “Mr. Robot” es que era otra serie cliché y poco realista, en dónde posiblemente el personaje principal era un robot que vivía encubierto como un ser humano y que por cosas de la vida se veía involucrado en la tarea de salvar Nueva York (for real ¿no hay otra ciudad en el mundo televisivo?). Sin embargo, luego de verme el episodio piloto, no podría haber estado más equivocado (aunque vamos, el nombre es un poco cheesy). La serie, categorizada por Wikipedia como drama/thriller y creada por Sam Esmail, sigue a Elliot Anderson (Rami Malek), un hacker de apariencia retraída que labora como ingeniero de cyber-seguridad (irónico, je) en una compañía que presta servicios a la Corporación E (o Evil Corp. como se refieren en la serie y sí, vale mencionarlo), la cual a su vez es el objeto de odio de nuestro protagonista y de los miembros de “fsociety”, un grupo diverso de hackers que básicamente quieren librar al mundo del control capitalista.

      Algo peculiar es que desde los primeros momentos de la serie se nos presentan casi todos los problemas y defectos que posee Elliot: drogadicción, ansiedad patológica, falta de habilidades sociales, depresión y en mi parecer, un poco de daddy issues; todo en forma de tomas bien elaboradas y monólogos un poco al estilo de documental y casi como si fueran las pistas para entender los siguientes puntos de la trama, la cual llega a desviarse un poco, sí, como en el episodio dónde Elliot ayuda a escapar a un distribuidor de drogas de prisión o el robo la adquisión de un perro, pero siempre, sin excepción, con el objeto de darle más profundidad y color a los participantes de esta historia, entre los que también se deben mencionar a Darlene, una hermosa e irreverente hacker, Angela, la mejor amiga de Elliot, Tyrel, un loquillo ambicioso corporativo con un par de secretos y Mr. Robot, el líder de “fsociety”. Todos con sus problemas y todos sorprendentemente únicos y reales (o algo así. Jejeje).

      A pesar de ello, lo que realmente me cautiva de esta serie es la representación del hacking. No se usa como el método de elección para salirse de un problema como en la mayoría de los medios visuales (I’m looking at you Sense8, HTGAWM and Independence Day) sino más bien como el motor, a veces problemático, que mueve todo hacia adelante, el foco central de muchas de las conversaciones y tramas secundarios y el “arma de batalla” preferido. Incluso, lo que más me gustó fue el hecho de que no todo es computadoras y claves; hay muchos momentos en dónde el mundo exterior y métodos alternativos para conseguir información juegan un papel clave y todo conlleva a darle una sensación tan intensa de realismo que se llega a pensar que eso podría estar pasando en este preciso momento.

      “Mr. Robot” sin embargo no es una serie perfecta: llega a fallar en ciertos momentos del storytelling, especialmente en lo que concierne a la duración de algunos eventos y la representación de estos; y definitivamente no es para cualquier espectador o público; las enfermedades mentales, la drogadicción, la corrupción corporativa y el abuso son temas recurrentes que le dan un tono crudo a los 10 episodios de la primera temporada. Pero si se puede pasar por encima de esto, el resultado es una serie con una historia excepcional e incluso hermosa que vale la pena apreciar – (8/10).

@antoniovlldrs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s