Lo bizarro de lo cotidiano: Salvar a los Elefantes (Belmonte)

Una nevera dañada gotea, 2 asesinatos recientes tienen a la comunidad consternada, una niña inquieta pregunta porque los elefantes en realidad no pueden ser salvados mientras el tiempo transcurre como si nada ocurriera, el pesimismo se vuelve una premisa y la cotidianidad revela que cada individuo cuenta una historia, aunque claro no es que importe mucho o valga la pena que el protagonista la oiga.
Salvar a los elefantes cuenta la historia de un protagonista que ha sido abandonado por su esposa para irse a Delft. La historia habla de un personaje aferrado a vivir en el pasado y recordar los refranes que le enseñó su psiconanalista, nada más y nada menos que Boltanski. La premisa mayor del libro es contar otra visión de lo mundano y cotidiano a través del humor negro y la ironía.
Al ir leyendo el libro, el lector se va acostumbrando a esa perspectiva lúgubre al ir caminando en la calle mientras esquivas algún mojón. Los personajes secundarios son importantes en la historia teniendo una repercusión en las actitudes del protagonista, haciéndolo reflexionar y otras veces incluso estafándolo como es el caso del kiosquero al arreglar un ventilador con un palo de escoba.
“He llegado, por fin, hasta la tienda de revelado de fotos. Un oso panda me da la bienvenida, guiándome un ojo desde un póster inmenso que está en la entrada de la tienda. El mamífero chupa una vara de bambú con un deleite casi obsceno. Al parecer, los osos panda le deben mucho a la industria Kodak, ya que por cada carrete que reveles durante este mes, un 0,1% de su valor irá a parar a la loable causa de la reproducción de su especie. 
 
Los osos panda son flojos en lo que se refiere a las labores reproductivas y de apareamiento. En la República China están desesperados; han hecho todo lo posible para aumentar el apetito sexual y la producción de estos peluches. Viagra. Vídeos pornográficos, Estimulación manual, Inseminación artificial”.
En la narración están presentes los guiños culturales y sobre todo las metáforas de forma irónica en la historia, además de la inclusión de la historia y contraste de Chet Baker teniendo una presencia importante el jazz como soundtrack del libro. A pesar de que no exista un conflicto, lo entretenido y clave recae en lo cotidiano, bizarro y lo mundano que puede ser la sociedad.
Si tienen oportunidad, comprénlo, sin duda vale la pena, de calle.
Nos vemos en la próxima.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s