La serie sobre el futuro distópico que debes ver

Tecnologías en la sociedad, premisas del comportamiento humano, posibles spoilers de cómo será la humanidad en el mañana, eso presenta Black Mirror. 

Muchas series plantean disyuntivas sobre el ser humano, desarrollan en sus personajes preguntas ante determinadas situaciones, ante dilemas morales más allá de lo políticamente correcto. Entre algunas de estas apuestas, surgen miniseries con otras formas narrativas que incluso imitan a la literatura y donde encontramos historias diferentes en cada capítulo que integran un sólo producto, este es el caso de Black Mirror.
Creada por Charlie Brooker expone temas alrededor de la política, comportamientos clave del ser humano y la influencia de ciertos factores tecnológicos en la vida del ser humano.
El Himno Nacional
 
 
En el primer capítulo de la serie el plantemiento no se enfoca tanto en lo tecnológico sino más en lo político y la reacción ante escenarios inesperados. La premisa del capítulo gira alrededor del secuestro de la princesa británica, lo peculiar del caso es la demanda de sus captores a través de un vídeo en Youtube, donde exigen que el primer Ministro británico Michael Callow tenga sexo con un cerdo en cadena nacional a cambio de la libertad de la princesa.
El argumento suena incoherente pero nos expone como la maquinaria política podría afrontar un caso sin referentes y cómo el poder del Internet influye el doble en las decisiones políticas, así como también constituye la conexión del periodismo con las redes sociales y cómo los medios tradicionales han tenido que cambiar la forma en qué manejan las noticias para poder causar más impacto y tener más alcance. No incluiré spoiler sobre el capítulo, no obstante es un buen guión, sobre todo por la reacción política y la rapidez que tiene la información en la red.
15 Millones de Méritos
Uno de los mejores episodios de la serie, donde se presenta un futuro alternativo en el cual todo está sistematizado por pantallas táctiles y donde cada uno de las personas debe pedalear diariamente en una bicicleta estática para conseguir puntos para entretenerse y sobrevivir por así decirlo. Lo interesante de este capítulo es la crítica directa y reflejo de la sociedad en cuanto a reality shows y programas de contenido masivo, donde la gente sólo es un producto prefabricado ante la industria para entretener y cumplir un fin.
El protagonista de este capítulo es Bing Madsen, un individuo como los demás que pedalea diariamente y que se encuentra aburrido ante la irrealidad y monotonía de aquel futuro distópico. Todo cambia cuando conoce a Abi, una chica con una gran voz y que después de insistir por un largo rato, acepta concursar en el Hot Shots ( Referencia a realitys como American Idol) donde podría conseguir una oportunidad.
Lo irónico del caso es como Abi termina siendo, no la cantante producida por una industria sino aceptando ser una actriz porno, porque así el público lo sugería.
Es así como Bing, planea su “venganza” y establece un conjunto de acciones en pro de ello, no diré más en cuanto a spoilers.

Lo resaltante de este capítulo, es lo mucho que se parece a la realidad actual, donde los programas son sólo televisión basura y sólo se busca un entretenimiento aleatorio, donde cada uno de los presentes no tiene presencia alguna, otra cuestión es como podría ser la humanidad al cambiar con respecto a los televisores táctiles, quizás no a un punto tan extremo pero si a volverse tan dependiente de la misma.

La historia Alternativa
Un episodio un tanto confuso o quizás mal planteado, donde en un futuro alternativo cada uno de los presentes tienen la capacidad de grabar las situaciones a través de un chip implantado, siendo posible ver en televisores o demás dispositivos los hechos pasados.
La idea futurista es genial, porque seamos francos la idea de poder reproducir los recuerdos e incluso organizarlos resulta conveniente, sobre todo ante la mala memoria, el problema de ello es la manipulación… es claro que va existir y allí es donde el capítulo plantea su trama, con una joven pareja que empieza a tener problemas por un tercero y que después de unas dudas por el esposo, descubre que incluso su hijo no era legítimo sino de alguien más y que los recuerdos que tenía en la memoria,no eran más que implantados. Un tanto rebuscado, algo aburrido el capítulo pero interesante de ver.
(2da temporada)
Vuelvo Enseguida
 
Otro de los grandes capítulos de la serie. Diría que quizás el mejor. La historia expone a una joven pareja (Martha y Ash) que se mudan a nueva casa aislada en el campo. Al principio nos percatamos que no hay nada fuera de lo común como estamos acostumbrados, hasta que de una u otra forma muere en un accidente Ash, dejando sola a Martha.
El impacto para Martha es grave, sobre todo al descubrir que estaba embarazada de Ash, ante los hechos y la soledad, acepta la sugerencia de una compañera a utilizar un software que recopilase toda la información de Ash en la red y creara un perfil que simulara hablar con ella. Ante todo esto, Martha usa el software y se da cuenta que es como hablar con Ash, pasa más tiempo con él y empieza a aceptar que quizás no está “muerto”, le provee más información, sale con él mientras habla por auriculares, toma fotos de paisajes, entre otros. Hasta que consigue comprar un nuevo paso del software, un prototipo de androide que alberga la información de la personalidad en la red de Ash. El prototipo es idéntico, con la diferencia de no tener una personalidad propia, sólo existente en la web.
La premisa de este episodio realmente es increíble, podría ser una realidad que esto exista a futuro, quizás no tan exagerado en cuanto a los androides, pero la memoria virtual si es posible, sobre todo considerando el tiempo que los usuarios comparten en la red y sobre todo la información que publica en la misma, generando un propio perfil “real”, claro está nunca estaría completo, como sucedió en el capítulo porque no habrían reacciones genuinas sino automatizadas y limitadas, carentes de lo humano. Es inevitable no ver lo semejante de la premisa ante “Her” aunque claro, el desarrollo es distinto.
White Bear
Un capítulo regular, para algunos uno de los más importantes para otros normal, que incluso recuerda a “The Purge” en cierto punto. Nos expone como la sociedad es un espectador constante que sólo busca entretenimiento pero a un punto extremo, muy parecido a lo planteado de The Truman Show y cómo se deberían exigir mayores condenas por así decirlo a los criminales que ejercen algunos delitos, la narrativa y el suspenso son buenos, sin embargo el desenlance y la protagonista del capítulo, no tanto incluso terminan desesperando al espectador, esperando mucho más de tanto misterio y drama anterior.
 No obstante, el tema de la obsesión enfermiza de los espectadores por firmar, resulta real sobre todo cuando acontece un hecho en la calle hoy en día.
The Waldo Moment
Después de la memoria virtual, otro de los mejores capítulos también. ¿Hasta qué punto se podría parodiar la política o mofarse de ella a través de una simple caricatura? Esa es la premisa de Waldo. Dirigido e inventado por Jamie Salter, un comediante fracasado, Waldo es un personaje común de un show de televisión, el cual sólo buscaba burlarse de participantes o generar risas fáciles a través de insultos. Lo interesante de ello es cuando este personaje arremete contra un político, lo trollea y así empieza toda la sucesión de hechos.
 Lo clave, es como Waldo se vuelve algo tan global que la gente se identifica e incluso lo ve más real que los falsos políticos que sólo buscan votos, el problema de ello es como se sale de control y cómo incluso su creador termina arrepintiéndose de haberlo creado y alejándose del mismo.
Waldo, recuerda un tanto al Gran Hermano y Orwell, sobre todo por la figura de antipolítica y donde la gente sólo ve lo genial o troll e ignora otros factores importantes, es un episodio del cual se podría analizar realmente mucho y que vale la pena ver, sobre todo por el final.
Así concluyo que Black Mirror es una miniserie que deben ver, es como leer un libro, sobre todo por el peso tecnológico, psicológico en el guión y en sus historias independientes.
Falta actor que también existe un especial de navidad que salió el año pasado.
Nos vemos en la próxima.
Anuncios

3 pensamientos en “La serie sobre el futuro distópico que debes ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s