Triste realidad ecológica de Venezuela

Venezuela es un país que se ha definido como “ecologista”, criticando sin medida al “imperio” y al capitalismo por su modelo económico que no respeta a la naturaleza, más allá de esa cruda realidad que si completamente verídica, nuestro país basa su economía en uno de los productos más tóxicos para el medio ambiente: el petróleo, además de permitir la minería, la deforestación del Amazonas y de poner en peligro la vida de cientos de indígenas, los cuales viven en una deplorable situación, además de las miles de especies que habitan está zona.

En los últimos meses Venezuela ha sido azotada por una fuerte sequía, causada por el fenómeno natural “el niño”, debido a la poca preparación estamos ante el peligro de quedarnos sin electricidad y sin distribución de agua potable, ya que al ser un país dónde la mayoría de la electricidad proviene de plantas hidroeléctricas, se empezaron a tomar medidas extremas para ahorrar agua y energía, declarando días no laborables, aumentando las cuotas de electricidad a quienes derrochen energía, restringir el horario de los centros comerciales, entre muchas otras medidas desesperadas e absurdas.

No digo que este mal que se tome medidas que brinde soluciones para la difícil situación del medio ambiente que nos afectan directamente como venezolanos, el problema está en que estas medidas se toman solo para los asuntos que al gobierno le concierne.. un ejemplo de ello son las siembras en casa, un recurso para proveer de algún que otro alimento a quien le es difícil comprar.

Quiero denunciar por este medio un problema que en mi parecer es bastante preocupante: la poca o casi nula consciencia del venezolano sobre la cantidad de desechos sólidos que se generan diariamente, recordemos que nuestro país se sitúa como uno de los mayores productores de desechos per capita, sin tener mucha oportunidades de reciclar.

Les pondré un ejemplo muy sencillo:

El día martes 19 de abril cayó en horas de la tarde una fuerte lluvia en la ciudad de Caracas, mientras algunos agradecíamos que por fin veíamos la lluvia caer regularmente luego de una larga sequía muchos otros fueron testigos de como las calles de ciudad se inundaban:

bellas artes 2

bellas artes3

Si bien las autoridades deberían estar preparadas ante una situación como esta y mantener las alcantarillas limpias yo me pregunto.. ¿por qué esas alcantarillas se tapan tanto?, para nadie es un secreto que para el caraqueño no lo piensa dos veces para lanzar su basura al suelo, desde lanzar la botella de agua por la ventana del auto hasta terminar una bolsa de “pepitos” y dejarla en el suelo.

Sólo hace falta asomarse a cualquier esquina para notar la cantidad de basura que se acumula en pocos días (en sitios que no deberían), lo cual no siempre es culpa de un mal servicio de aseo. 12998622_10153617258853014_1600231529462103531_n

Hace unos meses decidí recolectar tapas plásticas para ayudar a niños con cáncer por medio de una fundación, debido a la difícil situación del país poco a poco los centros de recolección dejaron de prestar ayuda, haciendo más complicado hacer llegar ese plástico que con cuya venta para reciclaje aportaría ayuda monetaria a esos niños que tanto lo necesitan.

Nunca imagine que la cantidad de tapas fuera tanta, siendo motivo de reflexión y de impacto ante la cantidad de desechos que podemos producir en poco tiempo. Esto también me complico la recolección pues no poseo un carro propio y debía trasladarme en taxi, lo cual es costoso. Además tuve que separarme de la fundación y buscar mi propio camino para no llevar a la basura esa cantidad enorme de plástico que había recolectado.

En medio de mi búsqueda encontré un estacionamiento de una reconocida plaza caraqueña, donde fui llevando el plástico para que fuera reciclado. Los encargados del estacionamiento me dijeron que dentro de poco ese punto para recolectar material reciclable no existiría, pues las personas lanzaban cosas que no debían: pañales usados, toallas sanitarias y basura en general sin separar, pensando que se trataba de un basurero convencional. Esto trajo una epidemia de ratas y cucarachas que obviamente no van a seguir tolerando.

A falta de centros de reciclaje van personas desde muy lejos a llevar plástico, aluminio y papel a este punto, ¿cuántos puntos en Caracas hay para reciclar?, la verdad es hay muy pocos, siendo un gobierno orientado a ser ecologista ¿no habría instaurado sistemas de reciclaje?. 

Lamentablemente, he dejado de recoger tapas plásticas a grandes cantidades porque no me es factible, debido a que empiezo a tener más responsabilidades que no puedo posponer, pero eso no debe ser impedimento que no seguir buscando alguna alternativa para ayudar al medio ambiente.

Para ser responsable con el planeta no es necesario ser radical, pequeños actos pueden ser de más ayuda de lo crees, es algo que debemos hacer por nuestro futuro pues no sabemos cuanto tiempo la tierra lo pueda soportar.. Una característica que tenemos como venezolanos es que nos encanta criticar a los demás pero poco hacemos para cambiar nuestros propios  comportamientos errados.

El día de la Tierra no es más que una simple fecha para recordarnos lo destructivos que somos como sociedad y el daño que le estamos haciendo a nuestro planeta.

“Sé el cambio que quieras ver en el mundo.”   Gandhi. 

Se despide: Ana Daniela Valero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s