Menos pantallas y menos espacios, cierran Cinex Centro Plaza

Ir al cine siempre ha sido una experiencia grata, incluso cuando el establecimiento poseía problemas, estaba esa noción de disfrute en todos los sentidos. Desde el olor a palomitas hasta los asientos de cuero y el asombroso sonido.

Cuando mencioné en mi artículo anterior lo difícil que es ir al cine actualmente, no pasaba por mi cabeza, el cierre y completa terminación de una sucursal. Y menos de una que recuerde con tanta nostalgia.

Al encontrarme un sábado por la noche esperando por la tan esperada Civil War, no podía evitar la horrorosa sensación de conformismo colectivo en la audiencia. Los aires no funcionaban porque había fallado el sistema eléctrico y la cola por las cotufas era interminable a tan solo cinco minutos de la función.

Igualmente lo valió

El calor sofocante unía a las decenas de personas en una fila, con las taquillas cerradas y falsas promesas de una reapertura, decidí realizar la típica operación de infiltrar comida a las salas de cine. Lástima que a las 8 de la noche, lo único observable en el centro comercial era la fila en la que me encontraba y las tiendas cerradas, como en un toque de queda.

Finalmente acudí a la función sin poder comprar las típicas golosinas, parece que hacer una cola inmensa y pagar en efectivo no es suficiente para que la mercancía no se acabe.

Recordando como esta ya es la cuarta vez que sudo como un cerdo viendo una película, no pude evitar recordar el mejor establecimiento de esta índole. Uno que escondido en un estacionamiento, fue la base de todas mis visitas.

El Cinex Centro Plaza era uno de esos lugares visitados mayormente por el público de tercera edad y hipsters que buscan distanciarse un poco de la sociedad. Siempre jugó de ese sitio cómodo y tranquilo donde puedes perderte por unas horas.

Al entrar en salas sobrepobladas, solo puedo imaginarme a mí mismo en un silencio inmenso y una tranquilidad incomparable, esa sensación al estar rodeados de vejez produce un calor similar al de tu abuela.

Claramente no era perfecto, pero lo que más me entristece es tener que hablar en pasado sobre él. Viendo la noticia no podía creer que se encontraba clausurado desde marzo, habiendo pasado tanto tiempo desde mi última ida a un cine decente.

Un cierre por razones estratégicas suena muy normal, pero seguramente si las condiciones no fueran las de nuestro entorno, todo hubiera sido muy diferente.

Dirán que estoy exagerando, que quizás esto es algo demasiado común para representar un foco de atención, pero en un país congestionado, la pérdida de un espacio tan importante pasa desapercibido.

Descansa en paz

Esa sensación al ver la muerte de un famoso meses después del suceso, describe exactamente la mía ante su triste desaparición. Adecuarse a una crisis y tratar de acomodarse, son las principales razones por las que ella sigue aquí.

Aquellos placeres tan regulares, como ir al cine o simplemente comerse una pizza van desapareciendo. No solo por razones económicas, sino al ver todo el trabajo que toma conseguirlas ese antojo desparece en cuestión de minutos, restándose a si mismo importancia.

Mientras recorría todas esas tiendas cerradas antes de entrar a ver la última apuesta de Marvel, caminaba únicamente entre recuerdos que cada vez se veían más oscuros. Tiendas que iban y venían de la quiebra, en donde pasaba mi infancia jugando en las estanterías, ahora inhabitadas o reemplazadas.

Tal vez estos sean síntomas muy comunes del cambio, pero lo más triste es cuando sabes que ese cambio nunca será para mejor. 

Anuncios

2 pensamientos en “Menos pantallas y menos espacios, cierran Cinex Centro Plaza

  1. Hace unos meses un amigo publico una foto del local de cine donde veìamos nuestras primeras pelìculas, lamentablemente a rapiz de la apariciòn de las videos caseteras y luego los DVD el negocio en esa localidad fue desapareciendo, cuando me mude a otra ciudad tambièn vi como las emblemàticas salas de cine fueron desapareciendo, felizmente ya entrando en los 2000, cadenas como CINEPLANET y CINEMARK, fuero expandièndose a nivel nacional dàndole un nuevo enfoque al negocio con modernas salas mùltiples.Este negocio aun se mantiene a pesar de la competencia desleal y la piraterìa, aunque de todas maneras nada se comprara a esas tardes de fin de semana en esas primeras salas donde solo se estrenaba y veìa una pelìcula en la semana, cosas del tiempo,esperemos que no desaparezca por completo la costumbre de acudir a un cine.

    Le gusta a 1 persona

    • Muy cierto aunque el cambio sea inevitable, lo que me entristece sin embargo es que era uno de los pocos cines accesibles económicamente hablando. Es triste cuando ese cambio del que hablamos es para peor 😦

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s