Recomendación semanal: M,casi 90 años y sigue siendo grandiosa…

Para todos los que no conozcan a Fritz Lang, tienen una gran tarea por hacer. Un hombre excéntrico y a la vez maltratador, que usaba un monóculo para dirigir muchas de las obras maestras del siglo pasado.

Tenía estilo…

Formando en sus inicios, parte del movimiento expresionista alemán, es considerado como uno de los directores esenciales para comprender el cine mudo y su transformación con la llegada del sonido. Habiendo dirigido Metrópolis (1927), uno de los filmes más grandes y épicos del cine mudo, llegó un nuevo desafío, el de dirigir su primera película con sonido.

Metrópolis (1927)

Para muchos dicho desafío significó la quiebra, e incluso, la llegada de una nueva forma de hacer cine, terminó con la carrera de cientos de nombres que en el pasado parecían omnipotentes. Pero para este artista, significó algo mucho  más alejado que esto.

M, el vampiro de Düsseldorf (1931) se estrenó hace 86 años, y siendo una película controversial en su tiempo, permanece entre los grandes clásicos del siglo. E incluso, viéndola recientemente posee potencial para haber salido hace algunos días.

Fue pionera en muchas de las técnicas cinematográficas de hoy en día, integró el sonido como una parte vital del filme (incluyendo muy poca música de ambiente) y sobretodo fue la primera película de la historia que se concentraba en un asesino en serie.

La trama se centra en una variedad de asesinatos perpetuados especialmente sobre niños que no pasan los 10 años de edad, vemos la desaparición de una niña pequeña y los esfuerzos de la policía por encontrar al asesino.

Lo interesante es el alboroto que esto genera sobre el pueblo, confundiendo a todo tipo de personas con el criminal e incluso llegando al borde del linchamiento con un pobre anciano que ayudaba gentilmente a una infante.

Después de allanar todo tipo de guaridas y hacer cientos de arrestos, la mafia se verá involucrada en la caza del fatal sujeto, al ver como su negocio se paraliza por los constantes interrupciones de la policía.

El asesino en cuestión es interpretado por Peter Lorre, quien actúa psicóticamente para dejarnos una de las mejores escenas de todo el filme. Su “sed” por cometer los crímenes es imparable, y cuando finalmente los comete las voces paran de hablar en su cabeza.

Siendo la primera cinta sonora del director, podemos ver diálogos entrecortados y variantes, que generan una especie de yuxtaposición entre si para revelar la historia, mostrándonos una clara relación entre la mafia y la policía.

En los gigantescos espacios de silencio, la marca del “vampiro” se acentúa con un silbido, que es esencial para resolver la trama. Estableciendo lo que muchos años le tomaría a la gigantesca red de cineastas, una fusión resonante entre la imagen y el sonido.

Para todo venezolano, sobretodo por la situación actual, la forma en la que todo se trata de resolver sonará muy familiar. Pero es esencial su visualización para comprender, que detrás de todo gran loco se encuentra un ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s