Daddy Yankee es más artista que tú

Daddy Yankee es más artista que tú

El arte es creación. Ser artista va muchísimo más allá de la técnica, aunque nos hagan creer otra cosa.

Soy estudiante de una universidad de arte, y es muy común que mis compañeros, en especial los de música, odien el reguetón. Generalmente, al preguntarles qué opinan de este género musical, responden que es un ruido asqueroso, que es denigrante, que las letras son obscenas o que ni siquiera es música.

Yo no solo soy consumidor habitual de reguetón, sino que considero, partiendo de la misma teoría del arte, que la mayoría de los intérpretes de esta música son más artistas que un estudiante de música que interpreta algún instrumento musical o se especializa en canto. El resto de artículo tratará sobre los mismos argumentos que me dan estos “artistas”, refutados por tener el nivel argumentativo de un envase de mayonesa vacío.

  • Los reguetoneros han creado música, TÚ NO.

Como expliqué muy brevemente al principio del artículo, el primer requisito para ser artista, es crear arte. En este caso, música. La música puede ser creada y expresada de muchísimas maneras, y a su vez, la música no es más que una secuencia de sonidos con un ritmo determinado. Ya. Está bien tener una pasión por este arte y que lo consideres mucho más que eso, pero eso es.

Y el motivo por el que un artista de reguetón lo es más que un estudiante promedio de música, es que el reguetonero CREA música. Escribe una letra con un ritmo determinado y partiendo de una base musical que pudo haber creado él o no, pero lo hizo. Incluso, puede considerarse más meritoria la creación del reguetonero por no tener estudios musicales que la de un estudiante de música académica, que sí tiene una base teórica mucho más compleja. Y ¿saben qué hacen estos estudiantes? Interpretan las creaciones de otras personas que sí son artistas. Esos “artistas” estudiantes de la más excelsa forma de música (según ellos) no son más que intérpretes. No crean canciones, no hacen arte. Pueden ser unos maestros excelsos en la interpretación de algún instrumento musical, o cantando, pero no serás artista hasta el momento en que crees arte.

Los pensum de las academias musicales (incluyendo mi universidad) no suelen priorizar la composición musical, sino la interpretación. Incluso, en los pocos lugares donde sí se estudia la composición, los estudiantes de esta rama son la minoría. En mi universidad (Unearte), solo el 6% elige la mención Composición de la Licenciatura en Música. El resto son cantantes, tocan algún instrumento o son productores. Solo 6 de cada 100 estudiantes de música en esa universidad son artistas.

Pero mejor, citando a Wisin y Yandel, dejemos que los números hablen por sí solos. Daddy Yankee, para empezar, lleva publicados 12 álbumes de estudio, sumando un total de 157 canciones, sin contar los featuring hechos con otros artistas publicados en otros discos, que fácilmente pueden llegar a esa cifra.  Según el mismo Ramón Ayala (Daddy Yankee, pues), el 80% de las canciones que ha publicado en sus álbumes son creaciones de él. Al menos 125 canciones escritas, incluso aceptando que suele colaborar con otros artistas para la composición de sus canciones, como Eddy Ávila, Eli Palacios, Benny Benni o Kendo Kaponi. Un ejecutante de algún instrumento o cantante promedio no escribe canciones, no escribe letras, no compone música. Llamarse a sí mismo artista es una falta de respeto para otros artistas de verdad, como Daddy Yankee o Eli Palacios.

  • El reguetón es un ruido desagradable

Quizás nunca han conocido estos jóvenes el concepto cultural llamado gustos, pero cualquier género musical puede ser un ruido desagradable para cualquier persona. El vallenato es un ruido desagradable para los metaleros. El metal es una tortura auditiva para los cantantes de joropo. El joropo es un clavo en los oídos de un joven fanático de la música electrónica. La música electrónica es un sonido repetitivo, incomprensible y molesto para una madre promedio, que le encanta Chayanne. Y Chayanne es casi un castigo para los hipsters que adoran la música que hacen los indígenas con un palo, unas piedras y sus gritos desafinados y nada melódicos.

¿No te gusta el reguetón, pequeño hater musical? Pues, perfecto, está muy bien. Pero no por eso se puede decir que ningún género musical es un ruido desagradable, porque esa definición es completamente personal. Subjetiva. Ningún ritmo es mejor que otro. Ningún ritmo es peor que otro.

  • Las letras son denigrantes, dan mal ejemplo y los cantantes realmente no viven lo que cantan

Letras denigrantes. Decir esto es conocer muy poco reguetón (e incluso de historia) y tener una mente sumamente cerrada. A lo largo del siglo pasado muchas bandas fueron reconocidas, exaltadas y lograron millones de fanáticos por romper tabúes respecto al sexo, las drogas y otros temas que no solían tocarse en la música por gente como la que actualmente considera que el reguetón es denigrante o da mal ejemplo. En el metal, el sexo y las drogas es un tema sumamente recurrente. En la salsa erótica el sexo también se trata muy explícitamente. En el reggae es bastante común exaltar el consumo de marihuana e incluso su legalización, además de promover una sexualidad libre y sin compromisos. El pop entre los ‘60 y  ’90 fue aumentando progresivamente sus canciones con temas sexuales. Incluso, en Venezuela, en los años ’80 hubo un escándalo de una canción de Guillermo Dávila, por esta letra de una de sus canciones:

Sin pensarlo dos veces
la empujé a la pared
le arranqué el vestido
y la llené de amor

sin pensarlo dos veces
me abrazó y me besó
sin pensarlos dos veces nos violamos de amor

Hoy en día, cualquier canción pop puede decir algo en su letra mucho más explícito que eso. Canciones que puedes escuchar en cualquier emisora de radio sin censura alguna.

Pero, independientemente de lo que se hable en las letras de otros géneros musicales, ¿en el reguetón se habla de sexo? ¡Por supuesto que sí! Y también se habla de muchas otras cosas más. ¿Conocen a Vico-C? Fue uno de los pioneros de reguetón, y lo conocen como “El filósofo del género” porque sus canciones tienen un contenido que toda a madre le gustaría que su hijo escuche. Canciones como Yerba mala, La niña modelo, Explosión, Superhéroe, Sentimiento, Desahogo o Tony Presidio están cargadas de letras que han sacado a miles de personas de las drogas, la prostitución y la violencia, según sus propios testimonios.

¿Tampoco conocen a Manny Montes, Redimi2 o Alex Zurdo? Son las principales referencias del reguetón cristiano, y en sus canciones es muy habitual la crítica hacia el mismo contenido que los conservadores moralistas enquistados en el siglo XIX rechazan. Tienen piezas en las que exaltan valores como la fidelidad, el respeto a la familia, el rechazo a las malas juntas y el amor hacia sí mismo. Puedo suponer también que no saben de la existencia de cantantes de reguetón romántico, como RKM y Ken-Y, Dyland y Lenny, Alkilados, Divino, Tony Dize o incluso el compositor Wise, que principalmente escribe canciones para los reguetoneros, siendo casi todas las canciones románticas.

Hablar de algo de lo que no conoces se ve bastante mal.

  • El reguetón no es música

Tampoco se le consideró música al rock en sus inicios. Al metal muchísimo menos. Ni hablar de la música electrónica. El pop fue incomprensible para la mayoría antes de que se diera su boom y se hiciera mainstream.

Lo curioso de este argumento es que las personas que suelen decirlo, estudiante de música, suelen afirmar cosas como que Chino y Nacho hacen reguetón. Es terrible que un estudiante de música, una persona formada en una academia, que lee complejas partituras, que toca instrumentos musicales, no sea capaz de distinguir merengue de reguetón. Que su cultura musical no le permita reconocer que Tú me quemas sea merengue mambo, que El poeta sea un merengue sencillo o que Lo que no sabes tú sea reggae. ¿Cuál es el parámetro para decir que el reguetón no es música? Los elementos que la componen son tono, ritmo, timbre, armonía y melodía. ¿Cuál de estos no están en este género musical? Cualquier alumno de este arte puede identificar cualquiera de esos componentes en cualquier canción de reguetón que Youtube le recomiende. O al menos si le prestó atención a sus clases.

Gustos y realidad: no son lo mismo

Es comprensible que a alguien no le guste algún género musical, a todos no nos agrada lo mismo, y eso es excelente. Se llama cultura. Lo terrible es hacer afirmaciones basadas en subjetividades o en cosas no justificadas en argumentos sólidos, solo porque algo no se adapta a los gustos de determinadas personas. Incluso llegándose a solicitar la prohibición de un género musical porque a algunas personas les parece incorrecto por no adaptarse a sus gustos y preceptos morales.

El mundo es muy amplio, y la cultura también. La diversidad es hermosa porque permite que cada quien haga lo que a otros no les guste mientras no los perjudique. Por favor, no lo arruinen. Dejen que los artstas hagan arte, quizás algún día ustedes también tengan el placer.

Anuncios

4 pensamientos en “Daddy Yankee es más artista que tú

  1. Típicos argumentos basados en ad hominem, pero está bien, no espero más de alguien que defiende el reggaetón, y encima luego ataca la subjetividad del otro, como si todo lo referente al arte no fuera subjetivo (sí, el reggaetón ES arte, pero es del más burdo y bajo que pueda haber en la música).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s