Nintendo 64: a 20 años de hacer historia

Ya se cumplen 20 años que la consola Nintendo 64 vio la luz del mercado, y a muchos se les hace difícil creer que desde aquel 23 de junio de 1996, cualquier otra consola la haya tenido tan difícil para lograr lo que el quinto lanzamiento para sobremesa de Nintendo pudo.

El 64, como le decimos los que la recordamos con nostalgia, tuvo sus desventajas ante la competencia. A pesar de tener muchos elementos que la hacían superior ante PlayStation, o posteriormente Dreamcast, sufrió de un talón de Aquiles que le complicó el juego (literalmente): era la única de su generación en seguir usando cartucho. Esto trajo consecuencias para Nintendo como perder juegos exclusivos de sus plataformas, como Final Fantasy, que a partir de la séptima entrega se lanzó para PlayStation.

Sin embargo, la gran N decidió competir con lo que mejor podía hacer: desarrollar excelentes videojuegos. Y ese fue su principal salvavidas durante toda su existencia. El Nintendo 64 posee hasta la fecha, estadísticamente, la mejor biblioteca de juegos de la historia, si se considera el alto ranking que lograron muchos de sus juegos en diferentes revistas especializadas, sus enormes ventas y la preferencia de millones de videojugadores en el mundo por al menos un título de esta consola como su favorito.

Compitiendo con calidad

Para empezar, Nintendo lanzó para el 64 el que es considerado por muchos especialistas y jugadores el mejor videojuego de la historia: The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Enormes escenarios, una jugabilidad divertidísima, una banda sonora impecable, una historia que nos hizo reír y llorar, además de gráficos en 3D que sorprendieron a todos sus compradores, son algunos de los elementos que hacen que este título sea considerada una obra de arte de colección para cualquiera que se dedique a la práctica del 8º arte.

Fue el primer juego en lograr la puntuación perfecta en la revista Famitsu, principal referencia en la industria, además de Edge, GameSpot y la exigente IGN. De hecho, su banda sonora ha sido considerada la mejor de la historia en distintas publicaciones, como la página especializada Soundtrack Central. Nada mal para un juego que cabe en un cartucho de 32mb. Eso pesa un paquete de armas descargable en los juegos actuales.

Como dato extra, en su época fue el título con mayores preventas de la historia, logrando 250.000 preórdenes, además, se volvió la el juego más vendido ese año con 2 millones y medios de copias, a pesar de haber sido lanzado apenas 39 días antes de que terminara el año, manteniendo durante 10 años el record del juego mejor vendido en un corto tiempo, siendo superado luego por Super Smash Bros Brawl. Aún, hoy en día, es el The Legend of Zelda mejor vendido de la historia.

La joya de la corona

Super Mario 64 es otra pequeña pieza de nostalgia almacenada en un cartucho de 32mb. Aquí, el gordo bigotón le tocó no solo rescatar a la princesa de nuevo, sino sentar las bases del juego 3D en la industria. Los afortunados asistentes al evento en el que Nintendo mostró el demo de este juego alucinaron al ver a Mario caminando, corriendo y saltando en un mundo abierto a moverse a donde el jugador quisiera.

Fue la mejor carta de presentación posible del 64 en el mercado, y debía serlo, pues en su lanzamiento solo contaba con 3 juegos. El título es considerado, junto a Ocarina Of Times, uno de los mejores de la historia. Sumamente completo, con muchos escenarios y misiones ocultas, con enemigos difíciles de vencer y una música que le hacía honores al salto tecnológico que la consola traía, convirtiéndose  en el juego más vendido del Nintendo 64 con más de 11 millones de copias. Para hacerse una idea, se vendieron 33 millones de equipos. Uno de cada 3 usuarios de esta consola tenía Súper Mario 64, una cifra inmensa para cualquier juego.

Era una excelente inversión para cualquier videojugador. Incluso, estuvo tan  pensado para ser explotado al máximo por sus compradores, que Nintendo creó varios mundos ocultos y glitches aprovechables para aumentar la cantidad de horas jugables. La estrategia de la gran N estaba bastante clara.

Rare: partiendo de Nintendo por la puerta grande

El mítico estudio Rare permaneció desarrollando juegos para las consolas de Nintendo hasta el 64, ya que posteriormente la desarrolladora sería comprada por Microsoft, y comenzaría a crear videojuegos en exclusiva para Xbox.  Durante estos últimos años de alianza, Rare creó perlas que al igual que Super Mario 64 u Ocarina of Time, están en los rankings de mejores juegos de la consola, e incluso de la historia.  Banjo Kazooie es uno de ellos. Considerado una secuela espiritual de Super Mario 64, este juego continuó con los altísimos estándares de Rare, siendo de los pocos en explotar al máximo las capacidades del 64, al punto de ser alabado por la crítica por tener los mejores gráficos de la época, característica en el que el estudio prestó especial atención, pues los excelente gráficos en 3D era lo próximo que podía ofrecer a sus clientes, al haber ofrecido ya en años anteriores personajes, jugabilidad e historias impecables.

Otro de los grandes logros de Rare fue Agent 007: Golden Eye. Ya habituados a tener a sus juegos en las listas de los mejores lanzamientos de esta plataforma, Golden Eye logró algo que ningún juego había logrado antes: se convirtió en el único videojuego basado en una película en entrar a los conteos de los mejores títulos de la historia, además de tener una puntuación casi perfecta en las publicaciones especializadas. Incluso superando al célebre y exitoso Aladdin de MegaDrive y SNES. Esto no es cualquier cosa, considerando que en la industria del entretenimiento electrónico, los videojuegos basados en películas suelen ser solo otro producto de mercadotecnia y dejan bastante que desear respecto a su calidad.  Otros lanzamientos como Killer Instict Gold, Donkey Kong 64 y Perfect Dark fueron éxitos seguros para Rare, manteniendo con vida al Nitendo 64.

Honor a quien lo merece

Aunque Nintendo haya tomado otro camino, el 64 fue un digno competidor de sus rivales de generación. Aunque las ventas de PlayStation fueron mucho más altas y su catálogo mucho más amplio, la gran N dejó grandes piezas ante la historia. Títulos apreciados por jugadores y coleccionistas; aun en pleno 2016 se organizan torneos de Mario Kart 64, tutoriales de Ocarina of Time y alguno que otro nostálgico, ante tantos juegos para celulares y secuelas explotadas hasta la saciedad, desempolva su viejo Nintendo 64 para una partida de aquel juego que hace 20 años le haya dado semanas y semanas de diversión.

@AngelDanielCS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s