Lucha Libre: Más que una “Novela del Lunes” (Pt 2)

La historia de la Lucha Libre es extensa y rica en historia, desde pequeños coliseos donde los “Gladiadores” se disputaban los preciados cinturones, hasta grandes aforos que demuestran un espectáculo digno de una producción hecha en Hollywood

Anteriormente hable de algunos luchadores recientes, en esta segunda parte trataré de tocar el tema de los “triunfadores” de los tiempos antiguos, campeones que no tienen nada que envidiar a un John Cena o los “nuevos” gladiadores de las empresas consagradas (ROH, WWE, TNA, DGUSA, NJPW, entre otras) que a pesar de contar con el poder mediático del “micro”, no cuentan con el corazón de luchador de los antiguos gladiadores.

Antes la lucha era de pocos, se hablaba de tiempos del gran Bruno Sammartino (Poseedor del registro de casi 7 años reteniendo el cinturón WWWF actual campeonato WWE), Antonio Anoki (luchador japonés emblema del Puroesu e inspiración de las MMA) y otros grandes gladiadores del ring… Gente de dejaba un gran profesionalismo dentro de los encordados como fuera de ellos. Verdaderas estrellas en un mundo donde la fama mediática no llegaba. Hasta que apareció Hulk Hoggan, un luchador que llevó a la WWE (antes WWF) al lugar donde está ahora, un “Wrestler” que decidió exaltar el “American Way of Life” a través de su movimiento “Hulkmania”, se hablaba de ya de fanáticos de Hoggan, mas no de fanáticos de WWF, llevó su marca por todo el mundo… Desde cada región del mundo conocían su nombre y su “amplia” gama de movimientos. La capacidad de generar dinero y ganancias era fuera de todo lo imaginado por la empresa de Vince McMahon y del propio Luchador.

La llegada de la “Hulkmania” cambió la lucha para siempre.

Aquellos fanáticos del cine, seguro se encantaron con “The Wrestler”, una producción que reimpulso la carrera de un Mickey Rourke condenado al olvido… Una película que relata la verdadera vida de un luchador retirado… No hay mansiones caras, ni bellas mujeres. Solo un tráiler aparcado en uno de esos deprimentes parajes o aparcaderos de trailers típicos de las clases desposeídas de los EEUU. La lucha en EEUU es así también. Trabajar en la Escena Independiente como se le llama a las “Indies” es como para el futbolista o beisbolista en esta parte del continente, la catapulta al éxito. Hay pocos que logran llegar a WWE u otra compañía de gran trayectoria con una gran experiencia en las indies, pero hay otros que deben recorrer el camino hasta el fatídico retiro… o “luchas especiales” que pequeñas compañías dan. No hay “Sueldo de Leyenda” ni Hall de la Fama… Solo un trailer y una carrera que se debe abandonar… El Fin de un luchador, ante un estruendoso aplauso y gritos de fanáticos.

Venezuela para los conocedores tiene una gran historia luchistica (al contrario de muchos que desean recordar la Lucha como un espectáculo humorístico que transmitió Marte TV), hablar del “Rapaz de Portugal” o del “Chiclayano Jr” es hablar de leyendas de la Lucha Venezolana, personas que luchan por mantener el espíritu vivo a pesar de muchos obstáculos, pocos recuerdan la función que la WWF realizó en Venezuela en el poliedro de Caracas… Como las funciones y carteleras notables de lucha en antiguos recintos que honraban el deporte de la lucha en la nación.

No es una realidad adversa a la nuestra, grandes feudos se dieron en la capital de nuestra nación… Dejando claro que la Lucha Libre. es más que un “Deporte Espectáculo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s