Literatura hecha bits: Ready Player One

Casi siempre, la vida del ser humano es repugnante.
Los videojuegos son lo único que la hacen soportable.
Almanaque de Anorak,
capítulo 91, versículos 1-2

Los videojuegos han surgido como un medio alternativo en los últimos años, la inmersión y la interactividad que ofrecen que el jugador pueda tomar decisiones, explorar un mundo y conocer el contexto de ciertos personajes, le brinda un cáracter alterno al que proporciona el cine o la literatura. Sin embargo, con el auge de la realidad virtual y el desarrollo de nuevas plataformas se desvirtua lo clásico de los videojuegos y en algunos casos se usa una fórmula repetida. Ready Player One de Ernest Clint es un homenaje a todo lo que han implicado los juegos clásicos, las películas de antaño y de sobre todo la cultura pop.

Pruebas en base a acertijos

La trama central de Ready Player One nos presenta a Wade Watts, un adolescente de escasos recursos que vive conectado en Oasis, un mundo de realidad virtual creado por James Halliday. Aquella utopía bajo el visor, comprende una gran cantidad de opciones, gracias a los sistemas que se han implementados, se habla de una realidad virtual literalmente inmersiva, en donde parte de la humanidad ha migrado a ver clases en este sistema e incluso hacer negocios en torno a los diferentes planetas de Oasis.

El reto de la historia gira alrededor de una competencia luego de la muerte de Halliday, el creador deja un mensaje para los usuarios de Oasis en donde anuncia que quien junte las tres llaves que ha ocultado, encontrará un Huevo de pascula y por lo tanto, herederá toda la fortuna del creador. Todos los usuarios empiezan una búsqueda masiva de las llaves, nadie logra encontrar ninguna pista, pasan los años y sólo un grupo selecto de personas sigue tras los rastros de Halliday en Oasis, aquel grupo de personas son llamados “Gunters”

Lo sorpresivo en cierto punto al principio (no es ningún spoiler), es que Wade confiesa que a pesar de los obtáculos es el ganador del reto de Halliday, el truco del libro residirá en el viaje y los sacrificios que tuvo que llevar a cabo Watts para declararse como heredero del juego.

Juegos retro y Rock Clásico

El mejor aspecto del libro es el manejo de referencias exactas de videojuegos y películas, incluyendo parte de canciones de bandas de rock clásico en el libro, hasta incluso llegando a conectar los acertijos de la competencia de Halliday con juegos reales.

Entre algunos títulos de la cultura pop, se encuentran el pasaje oculto del juego de Warren Robinett, Robotron 2084, Godzilla, Monty Python, Enredos de Familia, Pacman, etc

En el 2018 saldrá una película producida por Warner Bros y dirigida por Steven Spielberg, el problema abarcará fundamentalmente en Copyright y presupuesto, dado que es mucho material para una sola película, así como también muchas de las referencias exigirían muchos derechos de autor (y Hollywood es bastante molesto con ello.)

Advertencia: No sigas si no has leído el libro

De la ascensión a la normalidad

Ready Player One es un libro que empieza atrapando al lector por la trama gamer y las referencias a películas y bandas, se entiende la trágica historia de Wade e incluso se justifica que en cierto punto muera su familia tras el ataque de Sorrento.

El problema radica en que al principio Wade era bastante normal, mejor dicho pasaba mucho desapercibido del resto de la gente y tenía razones para hacerlo, tenía pocos recursos al punto de no contar con dinero para teletransportarse.

No obstante, Wade recibe la atención de los medios y se ha reconocido por franquear la primera puerta y se sale de control el personaje, se hace algo impredecible y aunque no es del todo malo, sólo se justifica que su única razón para seguir sea Artemis. A veces es muy exagerado el conocimiento y las habilidades de Wade (sobre todo al final) y cuando se infiltra en la organización. Siendo algo forzado el planteamiento de “destruirlos” internamente.

Personajes de apoyo

Los personajes a veces contribuyen y en otros casos sólo son referenciales o de apoyo para el protagonista. En el caso de Hache, si logra ser un personaje bien definido y el cual el lector espera conocer casi al final del libro en el mundo real, siendo una sorpresa que sea una chica.

Artemis es una chica dura, independiente y que a pesar de todo si queda bien con Wade, aunque muchas veces sus diálogos sean lo contrario de los demás personajes para contrastar su actitud. Shoto y Daito podrían haber hecho más, son “amigos” del grupo, pero a final de cuentas son relleno, igual que Og, el cual es el Deus Ex Machina más forzado del libro.

Quizás al plantear un exceso de elementos frikis la situación se sale de control, tal como sucede con la batalla de robots japoneses de combate, algo bizarro, sin duda. Aunque bueno, el libro cumple gran parte en sus primeros capítulos y luego pareciera quedarse estancado en cierto punto.

El final es acertado, un final abierto que no alarga los hechos ocurridos ni el futuro de Oasis, el libro podría funcionar para una miniserie quizás, más que una película.

Aún así sin son fans de los videojuegos, deben leerlo de calle. (seguro, pues)

Nos vemos en la próxima.

@Chdnk

 

Anuncios

Un pensamiento en “Literatura hecha bits: Ready Player One

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s