Samuel Blanco: Cuando el horror y el punk trascienden los cómics

Una sociedad puede llegar al fin de sus días y en las peores circunstancias ver otros valores, el carácter entre lo horrendo y lo único son parte de los elementos principales del trabajo gráfico de Samuel Blanco, diseñador gráfico egresado del Instituto de Diseño Perera y con vasta experiencia en el ámbito del cómic.

Todo tiene una razón

Samuel Blanco comenzó a dibujar desde que era pequeño pero no sería hasta bachillerato cuando empezaría a tomarse en serio su meta principal: ser un dibujante de cómics. Entre trazos que imitaban un estilo característico al arte de Tim Burton, empezó a probar con diferentes estilos de dibujo teniendo como referencias una caricatura de su infancia: Invasor Zim.

A partir de ése instante, tras cada clase el dibujante eludía lo que decían los profesores para crear personajes incomprendidos y cercanos a Edward Manos de Tijera al margen de la sociedad que buscaban contar sus historias a través de las rayas de un cuaderno.

Años después, conocería el trabajo de otros artistas del mundo del cómic y empezaría a realizar sus propios proyectos con elementos característicos en sus obras: el horror, el western, el punk y casi siempre una ausencia constante del diálogo.

El peso de la música

El dibujante destacó que a la hora de realizar cada uno de sus trabajos la música tiene un valor primordial mediante cada una de las viñetas o creación de personajes. Las bandas de punks, los zombies y el homenaje a lo retro está de forma constante en muchas de las imágenes de Blanco, abarcando desde David Bowie a Los Ramones.

Su rutina de trabajo comprende un tipo de música necesaria para cada una de las imágenes que va a crear, a la hora de realizar una escena trata de colocar algún soundtrack o música no tan agitada, sucede lo contrario cuando va a entintar dado que es el momento cuando el rock, punk y otros géneros mucho más activos tienen cabida en su repertorio.

Entre algunas de sus principales creaciones se encuentran Perseo y la Medusa, una adaptación del mito clásico en un one shot en donde tuvo influencias de Saint Seiya.11

Blood Ol’ West es otro de sus principales trabajos en donde cuenta una microhistoria de forma resumida, directa pero centrándose en los detalles más claves de la acción como si se tratara de retratar una escena de cine western. Para Blanco, el diálogo no es algo complementamente necesario, considera que más bien se siente más cómodo al trabajar sin éste y expresando literalmente cada una de las emociones o circunstancias en torno de sus historias.

Con el pasar de los años ha ido evolucionando su estilo de dibujo al pasarlo de un modo realista a una adaptación personal que busca reflejar y caricaturizar al mismo tiempo.

Por último, los monstruos y elementos sobrenaturales también reflejan parte del repertorio del dibujante mediante Frankenstein, monstruos del pantano y seres que nunca han conseguido un espacio en la sociedad. Está presente en su trabajo una especie de homenaje y de fascinación por lo abstracto que recuerda a la literatura de Edgar Allan Poe y Lovecraft.

Si quieren conocer más del trabajo de este artista, consulten sus redes:

http://cartoontainted.tumblr.com

Nos vemos en la próxima.

@Chdnk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s