Manchester by the Sea (2016) – Demonios tras la lápida

Hay circunstancias en la vida que pueden obligar a cualquiera a a darse por vencido y negar toda una vida por delante. La muerte no sólo se puede representar el fin de una vida sino también la negación de una existencia. Debajo del concreto de una lápida residen los restos de lo que fue un individuo que cesó su existencia en este mundo, pero ¿Qué les queda a quienes habitan arriba de la lápida? ¿Cómo complementan el vacío de una vida que ahora parece vacía ante la desesperación y la soledad?

Sin salida

Manchester by The Sea podría ser una película que trate sobre los errores de los seres humanos, sobre la soberbia que surge tras no perdonarse a sí mismo por las acciones de un pasado que forjaron toda una vida, pero ciertamente no lo es. Es más bien un acto dramático que rinde homenaje a la miseria, a la pérdida y a la desolación pero a su propia manera, entendiendo que el dolor es algo gradual y que lleva tiempo procesarlo, acostumbrarse a que habita junto a uno en el desván y hasta comprender que todo no es parcialmente malo.

Resultado de imagen para manchester by the sea

Kenneth Lonergan dirige una cinta que a pesar de ser altamente fatalista conserva cierto optimismo frente al día a día, pero lo hace sin abusar de las emociones de sus personajes ni de las situaciones a las que son sometidos.

Resignación

Lee Chandler (Casey Affleck) es un hombre que ha perdido todo a lo largo de su vida,
que se resigna a vivir enmarcado en un rincón como un roedor. Chandler se resigna a sólo sobrevivir un día a la vez, sucumbiendo ante cualquier atisbo de ira y permitiéndose expresar al menos un momento de humanidad que le recuerde que sigue vivo. Chandler recibirá la muerte de su hermano como un hecho de la vida misma, como parte de un ciclo inevitable pero no sin antes tratar de relegar y de huir de toda responsabilidad, sobre todo tras enterarse que la última voluntad de su hermano era que cuidara de su hijo Patrick (Lucas Hedges).

Los días pasan y se presenta una convivencia entre los familiares, Chandler habita entre la resignación y un constante rechazo a las relaciones humanas, a todo inicio de una conversación que derive en una risa o en un llanto, sólo se limita a aceptar cabizbajo y a tratar de escapar de toda situación como si sólo fuera alguien referencial, un mero contacto lejano.

Resultado de imagen para manchester by the sea

Fuera de spoilers, el film habla de un estado real donde los personajes no olvidan quienes son ni a que se someten tras perder a alguien, maneja a su propio ritmo un concepto de humor que no cae en el sarcasmo sino en una risa discreta entre personas que comparten una misma emoción, sobre una nostalgia y melancolía que en cierta forma resultan características de algunas situaciones.

Deben tener paciencia por la propuesta que hace el director, dado que en un principio parece algo anárquico hasta que poco a poco se empiezan a conectar cabos y a justificar el quiebre de los personajes. Altamente recomendada.

@Chdnk

Anuncios

5 pensamientos en “Manchester by the Sea (2016) – Demonios tras la lápida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s