La poesía como rompimiento fundacional

Ayer se celebró el día internacional de la poesía. Por eso dedico este post con el mejor de los ánimos. Encuentren paz un rato, amigos. 

poetry

Un sonido puede sentirse, o bien puede ser visible ante el iris. Un sabor, en cambio, ser escuchado hasta el más mínimo rincón de enteras cavidades auditivas, en donde vibran los yunques tras el deleite provocado por un verso. Desinhibirse con cada palabra  a flor de verbo. Entonar adverbios al compás de una melodía, eterna, desgarradora de las fundaciones orgánicas que constantemente buscamos, nosotros, las criaturas pensantes. Amanecemos justo en donde nace ella.

Más allá de la belleza relativa de la palabra, sea cual sea, la misma no radica en mimetizar lo ontológicamente comprendido y conceptualizado por el umbral latente, ni ser apetecible al iris plasmático del cognoscitivo, sino más bien en trascender. Por ello rompe cada lígula de enteras hojas primaverales, alojadas en el alma; y que, con el sonido más hermoso, se oxigena del sol que truena adentro como de costumbre. Entonces vive, y sale de los cuerpos, hacia el gran quizás.

Pero, ¿qué significa el latido de los corazones cuando se está leyendo un verso? ¿Qué sería de un pulmón sin la palabra? Es pertinente entonces preguntar: ¿y cuál palabra? Sin necesidad de pensarlo, es evidente que el dogma que se tiende a asociar es lo más formal que existe. Por ende, equívoco cuando se busca la comprensión de la verdad. Por ejemplo, la verdad de que un poema sea hermoso, o superfluo.

Acaso esa verdad es perfecta porque así se adecúa con la realidad, pero, deja de ser verdad cuando se tiende a asimilar como única. Se puede decir que algo es relativo, partiendo de la primicia aristotélica, pero se estaría solo contestando, sin contestar jamás a lo esencial. Al mismo tiempo, partiendo del método socrático, se preguntaría tanto para responder. Y ese, precisamente, es el arte inherente, por mucho, de la vena poética vertebral.

Es por eso que al comenzar leyendo la primera palabra de un poema, se piensa, y se siente. Pero al terminar, justo parpadeando en la última, se tiende a buscar el porqué de esos signos. Y la verdad que trae consigo, se añora tanto, casi como a una querencia de otras vidas. Empero yo prefiero no verme envuelto en tal dilema, sino que adueñándome de cada signo, jamás crear un concepto, ni un juicio, para nunca llegar a la verdad de tal belleza en sí misma. El Maestro César Vallejo, lo entendía así al anunciar públicamente en sus crónicas sublimes, el concepto de preciosista. De modo que éste sea solo partícipe de la admiración de tal belleza que pueda llegar a tener un par de versos, y solo celebrar su mera existencia plena, sin querer adueñarse de ello, ni mucho menos de su verdad. Porque no existe. Un poema jamás debe ser intervenido. Solo se concibe el hecho de que está, sin buscar el porqué, sino más bien obviarlo. Huelga decir que, a medida que se logre entregar la cosa proveniente del mundo latente, sin retribuciones, al otro mundo, el patente, se pueda llegar a trascender. Lo mismo ocurre a la inversa, condicionando, claro, que no se vaya a poseer sino a admirar por su naturaleza de ser.

En poesía no se puede hablar de los mismos dogmas, sino que se crean nuevos. Por ende no hay verdad que exista, y no hay concepto que valga, ni signo que encamine. Es la dimensión más difícil de alcanzar para las criaturas, pero la más conectada con su hontanar .

A los que observamos y sentimos, se nos ha encargado un recaudo dionisíaco, y no es otro que romper las leyes físicas de este mundo y el otro, para trascender.

@rarovar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s