Dimension 404: Bug serializado

El campo de la ciencia ficción y lo paranormal en la tv ha permitido que aparezcan productos híbridos como Black Mirror de Charlie Parker, la premisa de exponer una trama tecnológica y difuminarla con un aspecto social ha tenido repercusión e incluso éxito al punto de querer ser replicada. Dimension 404 trata de seguir un modelo similar al de Black Mirror pero también propone un un tono humorístico, exagerado y a veces poco favorable.

Fuente: The Verge

Grandes premisas…¿Pocos resultados?

El equipo técnico de Dimension 404 está integrado por Desmond Dolly, Will Campos, Dan Johnson y David Welch, reconocidos en la red por ser los responsables del canal de Youtube Rocketjump , donde presentan situaciones hilarantes y orientadas al ámbito geek. En cuanto a experiencia fímica, tienen como respaldo haber realizado algunas series de Youtube como Video Game High School (VGHS). La plataforma en streaming Hulu respaldó el proyecto de Dimension 404 y le concedió luz verde, el problema vendría mucho después.

Con premisas centradas en lo tecnológico y narrado por Mark Hamill (AKA Joker), la serie nos plantea microhistorias en donde la tecnología y lo paranormal atormentan o condenan al ser humano. A diferencia de Black Mirror la serie es mucho más ligera y a veces incluso informal (rozando lo bizarro), lo cual puede alejar a cierto público. La falta de presupuesto (o reducción por parte de Hulu), es considerable por lo que en algunas ocasiones se nota que quedan vacíos algunos escenarios.

Quizás el mayor error de la serie es desaprovechar a su reparto, las historias que presentan no son malas pero en algunos casos toman la vía equivocada. En el primer capítulo titulado “Matchmaker” (1×01), vemos como la existencia está completamente controlada y nos recuerda a cintas como “The Lobster”, sin embargo, a medida que avanza la trama se pierde el potencial que tenía el capítulo.

Fuente: Dan of the Geek

Serie referencial y limitada

No obstante, de los 6 capítulos que integran esta primera temporada no todo es malo, el show incorpora fórmulas que recuerdan a series como Escalofríos o Le temes a la Oscuridad, lo que hace que en cierto punto sea entretenido, lo malo: los desenlaces. Hay un conjunto de referencias a la cultura pop que son memorables y tienen su mérito, en “Cinethrax” (1×02), un tío sale con su sobrina millenial y hay una sátira a las nuevas generaciones incluso a las películas de Aliens.  “Chronos” (1×03),intenta rendirle tributo a los viajes en el tiempo y recrea sus propios héroes, “Polybius” (1×04), es una entrega dedicada a los arcades y a los ochenta, “Bob” (1×05),  una interrogante ante la inteligencia artificial humanizada e Impulse” (1×06),  una última apuesta al ámbito gamer.

La propuesta en general es interesante, el hecho de plantear que la inteligencia artificial quiera humanizarse tiene potencial, incluso que sea sometida a terapia, pero ante una caricaturización extrema este esfuerzo se pierde. En cierto punto, notas una serie distinta entre los 3 primeros capítulos y la última tanda. Porque se nota que hay una influencia del modo de contar historias mediante cortos (Rocketjump), que es del todo aplicable a una serie.

No tengan altas expectativas al verla, ahora si no tienen nada que ver y les gustan las series cortas al estilo Twilight Zone podrían darle una oportunidad.

Fuente: Hipertextual

@Chdnk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s